El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Homeopatía Di Blasi Un joven Esquizofrénico

 

Agustín, un joven de 13 años, es acompañado a la consulta por su madre por presentar desde hace ya varios años un cuadro compatible con esquizofrenia, enfermedad obsesiva compulsiva y déficit de atención. Refiere escuchar voces (a veces es la suya propia) que lo amenazan con la muerte de sus padres, y lo desconcentran cuando está realizando sus actividades.

Es muy anticipado para todo, teme fracasar en sus proyectos ya que es muy inseguro de sí mismo, y estos pensamientos viven atormentándolo constantemente y llegan a provocarle fuertes dolores de cabeza y hasta vómitos diariamente.

Refiere además sueños premonitorios y es muy temeroso de la oscuridad y los ladrones.
Los estudios neurológicos realizados (Resonancia Magnética de cerebro y electroencefalograma) son completamente normales.

Realizó varios tratamientos psicológicos y psiquiátricos que no lograron mejorarlo.
Lo mediqué con su medicamento según repertorización, a una potencia 30 CH.

Vuelve a la consulta al mes y la mejoría había sido realmente impactante: no tuvo más vómitos, las cefaleas fueron menos frecuentes y menos intensas. Dejó de escuchar las voces que tanto lo atormentaban, está mejor de ánimo y presta más atención en las clases, está más concentrado por lo cual mejoraron sus notas en los exámenes.

Se continuó la misma medicación a la misma potencia, y actualmente controlo a Agustín cada 3 o 4 meses, ajustando paulatinamente las potencias de su medicamento.