El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Homeopatía Di Blasi Caso Fibromialgia

 

Lidia de 52 años de edad se presenta en la consulta en agosto del 2008 por padecer hace ya cinco años dolores corporales generalizados diagnosticados por su médico reumatólogo como FIBROMIALGIA.


Es importante destacar que  dolores comenzaron al sufrir una infidelidad por parte de su pareja (decepción), la cual no perdona ni puede superar ni olvidar.


Refiere dolores permanentemente que le impiden realizar las actividades de su vida diaria sin sentir molestias o dolor.


Está medicada con Analgésicos (Ibuprofeno 600mg o  Diclofenac 75mg), antidepresivos (Alprazolam 2mg , Fluoxetina20 mg) y Pregabalina 300mg, la cual posee varios efectos secundarios. Sumado a esto debe tomar un protector gástrico (Omeprazol 40 mg), ya que tanta medicación le provoca gastritis y reflujo gastro esofágico.


Todos estos medicamentos no hacen más que aliviar momentáneamente su sintomatología.
Repertorizando encuentro a lidia una persona que vive pensando en hechos del pasado, muy rencorosa, empeora si la consuelan, muy reservada, temerosa, y que ha tenido una infancia muy triste e infeliz, lo que fue tomado como mortificación.


Es una persona calurosa, con deseos de salados y aversión al pescado, distención abdominal después de comer, piel muy grasosa con tendencia a  las alergias y foliculitis, y sufre cefaleas al menos dos veces por semana.

Medico a mi paciente con N.Mur 30, y al cabo de un mes y medio vuelve a la consulta: sus dolores han disminuido muchísimo, ha reducido la medicación alopática a la mitad, se encuentra mucho mejor de ánimo, con más energía y voluntad para hacer las cosas.


Sus cefaleas han disminuido notablemente, ya no toma medicación alopática para aliviarlas.
Controlo a Lidia cada tres o cuatro meses, donde hemos ido ajustando las potencias de la medicación homeopática y casi ha logrado abandonar por completo las medicaciones reumatológicas.