El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Homeopatía Di Blasi Hiperquinesia en Niños

 

La hiperquinesia es un trastorno de conducta que se caracteriza por inquietud y falta de atención excesiva atípicas.


Los trastornos hipercinéticos tienen un comienzo temprano (por lo general durante los cinco primeros años de la vida). Sus características principales son una falta de persistencia en actividades que requieren la participación de procesos cognoscitivos y una tendencia a cambiar de una actividad a otra sin terminar ninguna, junto con una actividad desorganizada, mal regulada y excesiva.


El trastorno puede acompañarse de otras anomalías: Los niños hiperquinéticos suelen ser descuidados e impulsivos, propensos a accidentes, y plantean problemas de disciplina por saltarse normas.


Su relación social con los adultos suelen ser desinhibidas, con una falta de la prudencia y reserva naturales. Son impopulares con otros niños y pueden llegar a convertirse en niños aislados. Es frecuente la presencia de un déficit cognoscitivo y son extraordinariamente frecuentes los retrasos específicos en el desarrollo motor y del lenguaje.


Pautas para el diagnóstico


Los rasgos cardinales son el déficit de atención y la hiperactividad. El diagnóstico requiere la presencia de ambos, que deben manifestarse en más de una situación (por ejemplo, en clase, en la consulta).

El trastorno de la atención se pone de manifiesto por una interrupción prematura de la ejecución de tareas y por dejar actividades sin terminar.


Los rasgos asociados, que apoyan el diagnóstico aunque no son suficientes ni necesarios para el mismo, son: desinhibición en la relación social, falta de precaución en las situaciones de peligro, quebrantamiento impulsivo de algunas normas sociales , trastornos del aprendizaje y  torpeza en los movimientos .

El Caso de Marcos


Marcos T. es un niño de 8 años traído a la consulta en el 2007 por padecer Síndrome Hiperquinésico que ha comenzado hace ya tres años. Está bajo tratamiento psicológico y psicopedagógico hace más de dos años, pero,  si bien el problema ha disminuido levemente , no logran mejorar la hiperactividad de Marcos.


Sus padres refieren que es excesivamente inquieto tanto en casa como en la escuela, donde han tenido varias reuniones con los maestros y directores por su mal comportamiento y falta de concentración durante la clase.


Marcos en un niño muy irritable, golpea a sus compañeros y padres, es impulsivo, arroja cosas y muerde. Tiene muy pocos amigos en la escuela.


Es friolento y desea comer dulces y grasas. Transpira la cabeza y los pies. Tiene dolores abdominales después de comer ya que come muy rápido.


Los padres me cuentan que Marcos comenzó con síntomas luego de que falleciera su abuela, hace ya tres años, la cual vivía con ellos y era como una segunda madre para él,  ya que lo cuidaba cuando sus padres trabajaban. Tomamos esté síntoma como abandono.


No quiere ni le interesa estudiar, y, si bien asiste a profesor particular tres veces por semana, esto ha llevado a que tenga notas bajas  en varias materias y varias para rendir a diciembre. En su casa es muy desordenado y pasa constantemente de una actividad a otra sin concretar ninguna.
Medico a Marcos con Stramonium 6, 10 gotas dos veces por día.


Al mes y medio me visita nuevamente


Está mucho mejor, más concentrado en la escuela, le va mejor en los exámenes y está llevándose mejor con los compañeros (ahora van a su casa a jugar y asiste a los cumpleaños).
En casa está más ordenado, ya no tiene impulsos violentos de arrojar cosas y morder y está mucho mejor de ánimo.

Tanto en la reunión con  maestros como en las terapias psicológicas se ha reconocido y destacado el gran avance de Marcos con el tratamiento Homeopático Unicista.